Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.
OK Más información

¿Cómo se realiza una reprogramación?

grafica
grafica

En Powerfull Engines disponemos del equipo, formación, conocimientos y experiencias necesarias para leer, modificar y reprogramar centralitas de inyección con las máximas garantías.

Cada reprogramación se desarrolla íntegramente desde cero y para cada cliente en particular, nos adaptamos al gusto e intereses del cliente.

Para potenciar el motor, primero hay que leer la información original (cartografía del fabricante) almacenada en la centralita del motor (UCE). El resultado de la lectura es un archivo, que guardamos de forma segura en un servidor de seguridad. Se utilizan diferentes protocolos y maquinaria de lectura dependiendo del modelo de centralita que equipe el vehículo.

Básicamente, hay dos métodos de realizarlo: lectura directa (puerto OBDII, conexión con centralita) y abriendo la centralita (realizando una lectura por Boot-Mode, BDM, J-Tag o extrayendo la memoria física de la centralita). Obviamente el primer sistema es más cómodo y rápido. Se tarda entre cinco minutos y una hora.

En segundo lugar procederemos al desarrollo de la reprogramación propiamente dicho. Este paso es realmente el más importante, ya que es la clave de unos buenos resultados. Modificamos el archivo original obtenido en el primer paso, en un ordenador equipado con un software específico. Todos estos datos son optimizados en el proceso de chiptuning. Esto significa que los mapas para inyección y carga de presión son recalculados para lograr unas RPM más adecuadas a la respuesta que se pide a la mecánica, y al lograrlo se gana en par y potencia. Mientras que las tolerancias que garantizan una larga vida al motor se siguen respetando. También se logra la máxima economía posible de combustible . Una vez terminadas las modificaciones se guardan los cambios en un archivo nuevo, para ser introducido en la centralita del motor.

El último paso es volver a introducir el archivo con los datos optimizados en la centralita. Para la reprogramación utilizamos el mismo método e interface que se utilizó en la lectura inicial. Contamos además, con la última generación en maquinaria de adquisición de datos en tiempo real, equipos que nos permiten saber exactamente cómo funciona el motor en todo momento y hacer los ajustes que sean necesarios para un funcionamiento óptimo de la reprogramación.

Antes de proceder a efectuar la reprogramación, efectuamos una diagnosis del funcionamiento del motor del vehículo.

En las modificaciones tipo Stage 2, siempre se realizan pruebas de potencia antes de modificar los datos de la centralita y después, para ver la diferencia en el rendimiento obtenido.